miércoles, 26 de junio de 2019

El truco: ¿cansados de tanto cambio vacío?


Si cambiar ya es un reto, cambiar la cultura de una organización es casi un sueño... Nos ha llamado la atención un reciente artículo publicado en la revista BMJ Quality and Safety titulado "Ten tips for advancing a culture of improvement in primary care" en el que un grupo de profesionales de atención primaria de Toronto nos explica el esfuerzo llevado a cabo para transformar y mejorar de forma continuada la atención que prestan a la población, instaurando una cultura de mejora. De esta forma, además, mejoran la satisfacción de los profesionales. ¿Y cuál es el truco?

El artículo presenta diez consejos para poner en marcha (y mantener en el tiempo) una cultura de mejora en atención primaria. Pero vamos a centrarnos en unos pocos, que quizás son los que más se olvidan en el mundo sanitario. 

- Una cultura de este tipo requiere de dinero y recursos. 
Los canadienses son muy claros: los profesionales necesitan tiempo para el trabajo asociado a una cultura de mejora. Esto implica que hay que reforzar los equipos de tal forma que se pueda asistir a una reunión sin que haya problemas asistenciales o sin que otro compañero del equipo tenga que asumir más pacientes. Todo esto cuesta dinero, sin duda, pero ¿y las mejoras a largo plazo?

- Experiencia del paciente.
Es fundamental contar con la opinión del paciente, medirla y actuar en consecuencia. No podemos olvidar que, además de las quejas y los comentarios negativos, hay mucho feedback positivo.

- Rediseño colectivo.
Para cambiar la forma de hacer las cosas, hay que contar con la participación de TODOS los profesionales, pero también con los pacientes. Hay ejemplos centrados en la cocreación y en el diseño basado en la experiencia que se pueden aplicar en los pequeños y grandes cambios tanto en atención primaria como en hospitales o emergencias. Este reciente trabajo publicado en Health Expectations aporta mucha luz a este tema.

- Cambiar es algo continuo, no un proyecto con fecha de fin.
Esto tiene muchos matices. Poner en marcha una cultura centrada en la mejora implica asumir errores, corregir iniciativas y adaptar los esfuerzos de todo el equipo a la realidad de cada día. No es algo que acabe, es algo que debe integrarse en la forma de trabajar de todos los profesionales y desvincularlo de un líder concreto o de un proyecto con fecha de fin.

Cómo dijo Donald Berwick, "toda mejora requiere cambio, pero no todo cambio es mejora". La obsesión por el cambio es un clásico en el sector sanitario, y quizás debamos reflexionar sobre el impacto de muchas iniciativas de cambio y mejora que "se pierden en el tiempo, cómo lágrimas en la lluvia", a veces porque vienen de arriba y nadie entiende su pertinencia, o por estar más centradas en la foto o el premio que en el propio cambio. 

1 comentario:

Unknown dijo...

Una vez me encontré con un sitio interesante que me ayudó a sentirme mucho mejor gracias a las recetas descritas en el sitio! Si te interesa, simplimente haga clic en el siguente sitio web

Publicar un comentario

Cuando escribas y envíes un comentario en Saludconcosas, estás aceptando la política de privacidad del blog. Si dejas tu email o tu usuario de alguna red social, puedes estar tranquil@ porque no vamos a usar tus datos para enviarte spam o para suscribirte a nuestra lista de correo. Si lo prefieres, puedes enviar el comentario sin poner tu nombre completo y sin tu email (en perfil selecciona anónimo) y así no hay problema con tus datos.
Gracias :)